Leche de Avellanas, en qué consiste y cuál es su uso

La leche de avellanas es una bebida vegetal elaborada a base de la mezcla de agua y del fruto del avellano (corylus avellana).

Es una fuente de energía potente y fácil de digerir, muy recomendable para intolerantes a las leches de tipo animal y también para deportistas o personas con mucho desgaste energético.

Se puede tomar como leche o en cualquier otra forma como el dulce de leche con avellanas, mezclada con leche de soja o de arroz, o añadida al café o a la taza de chocolate.

leche-avellanas

¿Cómo se elabora la leche de avellana de forma casera y fácil ?

Te presentamos cómo hacer una leche de avellanas en casa. Aquí  tienes una receta sencilla, para dummies.

  • 200 gramos de avellanas crudas

  • 1 litro y medio de agua

  • 1 pizca de vainilla

Preparación:

  • Debes dejar en remojo las avellanas durante toda la noche anterior.

  • Al día siguiente elimina el agua y reserva las avellanas.

  • Aclara bien las avellanas en agua.

  • Licua las avellanas durante 5 ó 6 minutos hasta que se forme un líquido cremoso de color blanquecino.

  • Cuela la bebida con ayuda de un colador o una gasa especial para leches vegetales.

  • Si lo deseas, puedes añadir una pizca de vainilla y azúcar para añadir sabor.

¿Dónde se puede comprar la leche de avellanas ya preparada?

Si no quieres meterte en la cocina para preparar la receta, lo tienes bien fácil. La leche de avellanas se ha puesto muy de moda en los últimos tiempos, por lo que es fácil encontrarla ya preparada en todos los supermercados, en envases de 1 o 1, 5 litros, por un precio de 1 € de media.

No nos decantamos por ninguna marca de leche de avellanas en concreto, pero las opiniones que nos llegan hablan bien de la leche de avellanas de Carrefour y de Mercadona, con preparados sin azúcar o ecológica.

¿Qué beneficios aporta la leche de avellanas a nuestro organismo?

  • Contiene más grasa que otras bebidas vegetales, son grasas monoinsaturadas, buenas para la salud.
  • Gran cantidad de vitamina E (antioxidante)
  • Fuente principal de arginina, aminoácido que favorece el sistema inmunitario, ayuda a la cicatrización de las heridas y mejora la resistencia a la insulina

Ojo, a tener en cuenta en el consumo de la leche de avellana:

–          No pueden tomarla los bebes ni los niños de menos de 6 meses, para evitar la formación de alergias e intolerancias, ya que en esos meses aún se está formando su sistema inmunitario

–          Se dice que la leche de avellanas engorda. A ver esto tiene su fundamento en que hablamos de un alimento bajo en proteínas y alto en grasas e hidratos de carbono, por lo que debemos complementar nuestra dieta con aportes proteicos para que sea equilibrada.

 

 

 

COMPARTELO SI TE GUSTATweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone