Te presentamos los tipos y clases de leche vegetal que puedes encontrar en el mercado, e incluso te decimos cómo prepararlas en casa:

¿Qué entendemos por Leches Vegetales? Toda la info aquí

¿Qué es la leche vegetal?  En realidad sería más correcto hablar de las leches vegetales, puesto que engloban varias y diferentes.  Son preparaciones que consisten en simular la leche de vaca tanto su aspecto, sabor y nutrientes pero están hechas a partir de alimentos de origen vegetal, y en este artículo veremos leches vegetales caseras y su forma de prepararlas.

En este artículo vamos a ver cómo hacer leche vegetal y todas sus propiedades. Es fácil de preparar, existiendo muchas recetas caseras, algunas de las cuales vamos a poder preparar.

¿Qué alimentos nos sirven para estas preparaciones? Muchos, entre ellos los frutos secos, las semillas y las legumbres frutos secos. Así obtenemos la leche de almendra, la leche de castañas, de nueces de avellanas, entre otras más.

De las semillas tenemos la leche de sésamo, la leche de alpiste, la leche de linaza, la leche de semillas de calabaza.

En legumbres tenemos la leche de soja o de soya, que es la leche vegetal más común hoy en día y en cereales también tenemos la leche de quinoa, de la cebada o la de arroz cada una de estas leches vegetales te entregarán distintos tipos de nutrientes y en distintas proporciones, y esto va a depender netamente del ingrediente que utilices.

Por ejemplo en la leche sésamo contiene 10 veces más calcio que la leche de vaca y 5 veces más hierro que la carne de vacuno y totalmente asimilable por nuestro cuerpo.  Lo mismo ocurre con la leche de semillas de girasol, que posee más calcio que la leche de vaca.

Se preguntarán que por qué vamos a sustituir la leche de vaca siendo que es un alimento perfecto. Es un alimento perfecto pero para el ternero así como lo es la leche de tigre para el pequeño tigre, la leche de gato para el pequeño gato, la leche de vaca para el ternero y la leche de humano para el bebe así es como funciona en todas las especies de este planeta.

Solo el hombre es el único animal que sigue consumiendo leche después del periodo de lactancia y además de otra especie un poco extraña siendo que cada animal, cada especie, tiene distintas necesidades nutricionales y las de nosotros son totalmente distintas a las que tiene un ternero si es por el tema del calcio, existen otras fuentes de calcio mucho más asimilables para nuestro cuerpo. No se trata de tener una postura radical y eliminar la leche de vaca, o en general la leche animal, pero sí se quiere llamar la atención de que para obtener sus beneficios también se pueden conseguir por medio de la leche vegetal.

elaborar leche vegetal casera

Cuál es la mejor leche vegetal

Estos licuados vegetales tienen componentes con una gran valor nutricional que aportan numerosos beneficios para la salud del público en general y por los grupos de consumidores con necesidades especificas: intolerancia a la lactosa, alergia a la leche de vaca, vegetarianos.

Estas “leches” vegetales se caracterizan por tener ácidos grasos saludables y azúcares de bajo índice glucémico. Además constituyen una fuente importante de vitaminas B y E, componentes antioxidantes (fitoesteroles y polifenoles) así como fibra dietética que ayuda a mejorar la salud intestinal.

Son alimentos ricos en potasio y pobres en sodio, por lo que ayudan a mantener un equilibrio en el balance de electrolitos.

Las mejores leches vegetales son las derivadas de frutos secos son especialmente recomendadas a las mujeres embarazadas por su riqueza en ácido fólico y el ratio calcio / fósforo es muy bueno. Todo ello, además la ausencia de lactosa, proteína de la leche y gluten, hace que estas “leches” sean un muy buen sustituto de la leche de vaca.

¿Qué leche vegetal tiene menos calorías?

A pesar de que la leche de vaca es de las más consumidas mundialmente, cada vez son más las personas que optan por el consumo de leche vegetal. Te presentamos 10 tipos de leches vegetales que te encantarán seguro, y ello es debido no solo a su exquisito sabor, sino también a sus propiedades y a las ventajas que aportan para la salud.

El consumo de leche de vaca lleva asociados una serie de inconvenientes tales como el exceso de grasa y de calorías, la difícil digestión, mucosidades o intolerancia a la lactosa y problemas digestivos de diversos tipos que se podrían evitar fácilmente sustituyendo la leche de vaca por las leches vegetales sin lactosa ni colesterol.

leche-vegetal-beneficios

Diferentes tipos de leche vegetal y los beneficios que aportan a nuestra salud:

Leche de soja

Es la más extendida y popular de las leches vegetales. Está especialmente indicada para aquellas personas que presentan intolerancias o alergias a la lactosa, ya que no la posee lo que origina una mayor digestibilidad, al no necesitar enzimas para digerirla. La leche de soja se recomienda también a personas que padezcan diabetes, ya que liberan los azúcares poco a pocom ayuda a mantener estable los niveles de azúcar en sangre y esta leche vegetal presenta un contenido en calcio considerable otorgándole propiedades beneficiosas para los huesos y la circulación en general. Además su contenido en potasio ayuda eliminar líquidos manteniendo el buen funcionamiento del corazón los riñones y los nervios.

Leche de almendra

Nutricionalmente hablando es una leche indicada para disminuir los niveles de colesterol en sangre, usada en procesos post operatorios por su elevado valor nutritivo. Su fácil digestión ayuda en cuadros de diarrea y vómitos ya que es un buen regulador del peristaltismo o la movilidad intestinal. Indicada para embarazadas, madres lactantes y para la anemia, es un alimento energético ideal para el frío. Favorece la subida de la leche materna, mejora problemas del sistema nervioso y es un gran desinfectante a escala intestinal. El contenido de hierro y calcio es otra de las virtudes de esta deliciosa leche.

Leche de avellanas

Su sabor es muy agradable y está recomendada en dietas para controlar la hipertensión y prevenir la osteoporosis. Es cierto que las avellanas posee un elevado nivel energético pero precisamente aquí radica su principal fuente de salud en su alto contenido en grasa monoinsaturada, grasa saludable con efectos preventivos de enfermedades cardiovasculares.  Contiene una elevada proporción de L-arginina qué es un tipo de aminoácido que desarrolla un importante papel para el buen funcionamiento del sistema cardiovascular.

Leche de avena

Tiene bastante fibra, por lo que ayuda a fortalecer sistema digestivo. El consumo de esta leche ayuda a disminuir el riesgo de diabetes colesterol y elimina la grasa corporal. Y es que la avena se infla en el intestino causando una sensación de saciedad y ayudando así a controlar el peso. Está comprobado que además de no engordar la avena es una excelente fuente de carbohidratos capaz de suministrar energía al cuerpo y tiene una cantidad de grasas no saturadas y ácidos grasos esenciales como el linoleico y vitaminas antioxidantes como la vitamina E. Pocos conocen que además de su alto contenido en fibra al igual que otros cereales posee unos segmentos exclusivos en grandes cantidades llamados betaglucanos

Leche de espelta

La espelta es un tipo de trigo que se cultiva desde hace miles años, teniéndose por el origen de todas las variedades de trigo actuales. No ha sido manipulado ni cruzado con otras especies por lo que se le considera un cereal puro. Los nutrientes de la espelta son más fácilmente asimilables por el organismo y proporciona de más importantes ventajas nutricionales como son mayor aporte proteico proteína de mayor calidad, abundante fibra, beneficioso para el funcionamiento del intestino delgado, y un contenido lipidico con una mayor proporción de ácidos grasos insaturados, rica en ácidos grasos esenciales como el ácido oleico y el ácido linoleico. Es más rica que el trigo en hierro y en vitaminas B1 y B2.

Leche de nuez

Esta leche está indicada como un astringente en caso de diarrea, efecto hipotensor y mejora la circulación. Investigadores han concluido que las nueces son el alimento que mayor cantidad de antioxidantes contienen y que por tanto ayudan a prevenir numerosas enfermedades cardiovasculares o la diabetes. Los principales componentes antioxidantes presentes en la leche de nuez son la vitamina E, los polifenoles y los oligoelementos, selenio, cobre, zinc y magnesio. Estos últimos podrían beneficiar los vasos sanguíneos ya que ayudaría a prevenir el proceso de oxidación celular que conduce a la enfermedad cardiaca.

Leche de sésamo

Presenta un sabor muy peculiar, es una leche ligera nutritiva y muy digestiva, que se recomienda en caso de trastorno de hígado y corazón por su contenido en vitaminas del complejo B. Está indicada para prevenir enfermedades relacionadas con los sistemas digestivo y nerviosos. El sésamo está indicado para la lucha contra el envejecimiento de la piel, ayuda a la hidratación y evita las arrugas, y todas las funciones generales de la piel incluyendo pelo y uñas.

Leche de quinoa

Tiene un elevado valor nutricional, mejorando la producción de leche materna en las mujeres y por su alto contenido en litio ayudan a los procesos de control de la depresión. La leche de quinoa posee un alto contenido en proteínas, fibra, almidón, calcio y hierro, por lo que se recomienda su ingesta en casos de anemia. También contienen fósforo y magnesio en mayor proporción que en el resto de cereales, así como una buena fuente de vitaminas.

Leche de arroz

Es ligera, de sabor dulce y tiene la ventaja de que no contiene gluten. Además es un alimento de gran digestibilidad presente desde hace miles de años en la dieta humana. Es recomendable en dietas para adelgazar porque contiene alrededor de la mitad de las calorías que las leches de soja, avena y almendras. Al tener poco calcio propio mucho de los preparados comerciales están enriquecidos con calcio marino natural lo que le da un valor más atractivo nutricionalmente.

Leche de coco

Muchas personas consideran la leche de coco como un alimento milagroso ya que ayuda a proteger el organismo y a curar las múltiples afecciones internas y externas. Éste producto fortalece el sistema inmunológico y las defensas del cuerpo, puede comprarse en tiendas o prepararse en casa. Es buena para los músculos y nervios, para la anemia, para la glándula de la próstata, fortalece los huesos, ayuda a controlar el peso debido a su alta concentración de fibra, es bueno para corregir la inflamación de articulaciones por la concentración de selenio y reduce los niveles de presión arterial, ayuda al sistema inmunológico y ayuda al cuidado de la piel y del cabello.

Leche de cúrcuma

Proveniente de la raíz de cúrcuma se presenta como un superalimento, que tiene propiedades antiinflamatorias y se viene utilizando en La India desde hace miles de años. Es una buena opción para beberla mediante un buen batido.

Leche de kamut

Es la que conseguimos de extraer el jugo del cereal kamut, un tipo de trigo originario del delta del Nilo en Egipto, que se ha mantenido sin modificaciones genéticas hasta la fecha. Puede considerarse uno de los padres de todas las variantes de trigo existentes.

Leche vegetal vs leche animal

Científicos de la Universidad de Valencia han obtenido nuevos productos fermentados con bacterias probióticas a partir de cereales y frutos secos- lo que conocemos por leches vegetales- que son una alternativa a los yogures convencionales. Estos productos han sido diseñados pensando en las personas que tienen alergias alimentarias en la leche de vaca, la lactosa o que presentan intolerancia al gluten, así como para las mujeres embarazadas

Desde el laboratorio del Instituto de Ingeniería de Alimentos para el Desarrollo, el equipo ha trabajado con almendras, avena y avellanas y pronto analizará el uso de las nueces y las castañas. El Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos (IATA-CSIC) y el University College de Dublín (Irlanda) también han colaborado en este estudio.

Los estudios in vitro muestran cómo algunos de estos productos tienen propiedades anti-inflamatorias sobre las células del intestino, lo que puede ayudar a calmar las reacciones alérgicas causadas por los alimentos e incrementa la biodisponibilidad de hierro.

Como hacer leches vegetales

Seguramente habrás visto en internet que venden máquinas para para hacer leches vegetales. Sin embargo aquí vamos a ver como preparar leche vegetal casera, pues creemos que de esta forma se obtienen todos los nutrientes y se aprovechan mejor la importante cantidad de calcio y proteína, y además es fácil preparar para cualquiera, como por ejemplo una leche vegetal casera de almendras. La leche de almendras, al igual que el resto de las leches vegetales, se prepara de la siguiente forma: primero una taza del alimento que vas a utilizar, este caso la almendra junto con 4 tazas de agua, todo esto va a la licuadora y la puedes conservar en el refrigerador por unos 3 a 4 días sin problemas y la puedes utilizar en cualquier tipo de recetas ya sea en un batido, en un postre en el té, en el café o en los cereales, en lo que tu utilices la leche es un sustituto perfecto para la leche de vaca.

Entonces cómo se prepara la leche de almendras una taza de almendras activadas unos cuantos dátiles o lo que tu quieras para endulzar y las cuatro tazas de agua que vendrían siendo 1 litro de agua ahora que está lista la leche debemos filtrar podemos utilizar el típico colador, y ya tenemos lista nuestra leche vegetal de almendras para ser consumida ya sea al momento. Es una preparación muy rápida de hacer, mucho más económica que las venden en los supermercados y no tiene ningún colorante ni conservante.

Te dejamos un video de Vayasalud para que puedas mejorar la técnica a la hora de elaborar tu leche vegetal preferida:

COMPARTELO SI TE GUSTATweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone