¿Qué es la lactosa de la leche? 3 Razones para tomar leche deslactosada

En la leche deslactosada el fabricante toma leche común y corriente y le añade una encima digestiva que se llama lactasa, la encima que ayuda al cuerpo humano a digerir la lactosa que es la azúcar que tiene la leche, que no es que esta leche no tenga lactosa, es que tiene dentro esta encima que ayuda al cuerpo a digerirla.

Intolerancia a la lactosa

Es aquella situación en que la persona no puede digerir cantidades normales de leche, como por ejemplo un vaso. Normalmente decimos “la leche me sienta mal”.

¿Qué es la lactosa y para qué sirve? La lactosa es el azúcar de la leche, en nuestro organismo la podemos digerir y absorber por la acción de una enzima: la lactasa. Si tenemos deficiencia de lactasa y no la podemos absorber en nuestro intestino delgado, ésta llega al intestino grueso y las bacterias del colon producen fermentaciones que nos provocarán flatulencia, hinchazón y en casos de alta cantidad de lactosa, diarrea. En términos de evolución humana, el hombre nunca necesitó digerir la lactosa más allá de la época de la lactancia.

leche sin lactosa

En el adulto, la condición normal era una reducción progresiva de la lactasa y de la capacidad de tolerar la lactosa. Sólo cuando el hombre comenzó a ser ganadero y a domesticar animales, empezó a consumir leche y productos lácteos. Esta situación produjo una selección natural de individuos capaces de tolerar la leche. Por ejemplo, en los Países Nórdicos, el 97% de la población es capaz de tolerar la leche, ¿por qué? Porque en estos países no hay mucho sol, no hay mucha síntesis de vitamina D que nos ayuda a absorber el calcio, por lo cual esta selección natural de individuos aumentó. Desde el punto de vista nutricional no es recomendable eliminar el consumo de lácteos. Los lácteos nos aportan calcio, un mineral que favorece la correcta formación y mantenimiento de nuestros huesos. Podemos intentar adaptar nuestra dieta y nuestra forma de organizar la dieta de manera que aseguremos un aporte óptimo de calcio evitando las molestias de un consumo excesivo de lactosa. Una forma de evitar los síntomas es reducir la ración. Dependerá de nuestra tolerancia. Se trata de evitar cantidades puntuales altas de lactosa en nuestro sistema intestinal. La industria alimentaria ha diseñado un producto sin lactosa: la leche sin lactosa.

Beneficios de la leche deslactosada

¿Cómo podemos estar seguros de que no nos va a causar malestar? Porque hemos eliminado la lactosa, la hemos dividido en sus dos azúcares simples: la glucosa y la galactosa. Por eso esta leche tiene un cierto sabor dulce. Los yogures tienen un contenido más bajo en lactosa debido al proceso de fermentación. Además, las bacterias que intervienen en este proceso ayudan a digerir la lactosa. Si tu tolerancia es muy baja, puedes consumir yogures sin lactosa, los encontraras en el mercado. Los quesos curados sufren un proceso de fermentación que también reduce la lactosa presente. Es importante que leas los etiquetados de los productos preparados o pre-cocinados, puesto que en su composición pueden llevar leche sin lactosa, nata, caseína o suero lácteo u otros derivados lácteos que pueden aumentar el contenido en lactosa de este producto. Ya has visto que puedes consumir lácteos aunque seas intolerante a la lactosa, puedes elegir el que mejor te siente y el que más te guste.
Entre otros beneficios la leche sin lactosa es rica en vitamina C, calcio y fósforo.

leche deslactosada-alt-tag

La leche deslactosa engorda ¿cierto?

Hay que tener cuidado y mirar bien la etiqueta del envase, puesto que algunos fabricantes de leche deslactosada  le quitan la lactosa pero le meten otros hidratos de carbono, como la miel o el azúcar de caña, y entonces la hace dulce y eso mismo hace que levanta la glucosa y lo hace a usted engordar así que ni de ninguna forma se recomienda ni leche regular, ni baja en grasa, ni deslactosada, ni nada de eso.
En este sentido, a la hora de adelgazar, de bajar de peso o de reducir la grasa corporal, la leche no es nada recomendable, muchas personas compran leche baja en grasa y piensan que como compran leche baja en grasa pues van a adelgazar, la verdad lo que más engorda de la leche no es la grasa, lo que más engorda de la leche es la lactosa. Es una azúcar tan potente que es lo que hace que el becerrito se vuelva un toro. No es la grasa, es el carbohidrato que tiene el efecto de que obliga al páncreas a producir mucha insulina y la insulina es la que engorda. Cuando consume leche con lactosa obliga al páncreas a producir mucha insulina y la insulina recoge esa lactosa.
Por lo tanto si usted quiere adelgazar, nuestras recomendaciones principales es por favor elimine la leche animal o redúzcala a la mínima expresión posible porque la leche no le va a ayudar a adelgazar.

COMPARTELO SI TE GUSTATweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies