¿Cuál es la mejor leche para bebes recien nacidos?

¿Cuantos tipos de leche hay de bebés? ¿Son seguras? ¿Cuales son las mejores para bebés? ¿Son mejores o peores que la leche maternal?

Qué leches son las mejores para bebés recién nacidos y otras dudas

En este este artículo te contamos los tipos de leches para bebés que puedes dar a tu recién nacido, para que puedas estar informada y dejar de preocuparte por esta cuestión, así como las mejores leches para bebes recien nacidos.

Para las situaciones en que la lactancia materna está contraindicada o simplemente desestimada por la madre, o por cualquier razón que ella decida, existen en el mercado una gran variedad de leches artificiales. Ya sabemos todos los beneficios lactancia materna, pero hay mujeres que optan por la lactancia artificial,  y esto no supone un gran problema para el niño recién nacido, pero sí es claro que no tienen los beneficios de la lactancia materna, de la lactancia natural.leche-bebes-sin lactosa

Hay productos elaborados por la industria que están diseñados partiendo de la leche de otros mamíferos, diseñados para que se parezcan lo más posible a la leche de la madre. Las leches fórmulas para bebés o preparados infantiles son un sucedáneo o sustitutivo de la leche materna. Son seguras porque además estos preparados se rigen por una normativa específica de obligado cumplimiento que está vigente la Unión Europea y está en España y que establecen los límites de composición de los distintos nutrientes que tiene toda leche, esto es, los carbohidratos, grasas y proteínas establecidos por ley, por lo que los márgenes de seguridad de la composición de estas leches son de alta calidad y garantías.

 

Cuáles son las mejores Leches de Fórmula o Artificial para bebés

¿Qué es una leche de fórmula? ¿O una leche artificial? ¿Son lo mismo leche artificial y leche de fórmula?
Es muy común que las madres primerizas o que vayan a serlo, se pregunten éste tipo de cuestiones y sobre todo cuál es la mejor fórmula para el lactante.
Pues bien, leche artificial y leche de fórmula son lo mismo. Lo que es importante destacar es que frente a este tipo de leches, la lactancia materna es el mejor alimento para los bebés, ya que la lactancia materna pone en unión al bebé con la mamá, al ser la leche directamente del cuerpo de la madre. Dicho esto es hay que dejar claro que no siempre es posible para la madre dar el pecho a su bebé, de ahí que existan este tipo de leches que hemos llamado de fórmula o artificiales.
Éstas fórmulas lácteas se consiguen a partir de la leche de vaca, para hacerla lo más parecida posible a la leche materna y todas tienen que tener la misma concentración de grasa, la mísma concentración de proteínas y la misma concentración de azúcares que la leche de madre. Es decir, modifican la leche de vaca para que se parezca a la leche de madre lo más posible. Las grasas que tiene son distintas, las proteínas que tienen son distintas, los minerales y las vitaminas que tienen son distintos. Desde el punto de vista científico no se ha demostrado que exista una fórmula sea mejor que otra. Alguna fórmula puede tener mejores grasas y eso supuestamente mejora la digestión, otra fórmula puede tener más hierro y puede disminuir la anemia, pero no hay trabajos científicos que demuestren cuál es la mejor fórmula.
Las que son líquidas son más cómodas pero son mucho más caras, las que son en polvo son más trabajosas para preparar al manipular la masa y más posible que se contamine o que tengan algún problema, a cambio son más económicas. Hay muchas fórmulas en el mercado que son muy parecidas a la leche materna, pero la que nosotros recomendamos es la línea de fórmulas Nidina. No obstante existen en el mercado otras muchas, siendo recomendable consultar a tu pediatra.

¿ Existe la Leche de fórmula sin lactosa?

Ya existen fórmulas para los bebes intolerantes a la lactosa, los bebés con cólicos, bebés con reflujo, todos ellos pueden tomar este tipo de leche de fórmula, además contiene simbióticos, que es la unión de prebióticos que son alimentos para la flora intestinal para la microbiota intestinal, muy importante para nuestra salud nos protege de las infecciones, mejora el funcionamiento intestinal, aumenta la absorción de vitaminas y de minerales, y los probióticos también nos protegen de las infecciones

Leche de inicio para los bebés ¿cuál es la mejor?

La leche de inicio es la leche artificial o de sustitución que podemos administrar al bebé desde el momento del nacimiento cuando no es posible la lactancia materna. La leche de iniciación intenta parecerse lo más posible a la leche materna,  está obtenida a partir de la leche de vaca. La preparación de esta fórmula láctea, o preparado para lactante, es en 30 centímetros cúbicos de agua, un cacito raso de polvo, siempre primero el agua y después en el cacito raso podemos dar esta leche de inicio hasta más o menos los 4 ó 6 meses que pasamos ya a la leche de continuación. Actualmente la gran mayoría de las leches de inicio del mercado guardan una aceptable calidad, pero en estos casos es mejor elegir conjuntamente con tu pediatra.

¿Hasta cuándo dar la Leche de continuación?

La leche de continuación es la leche que le damos al bebé a partir de los 4 ó 6 meses de vida.  La leche de continuación se obtiene también a partir de la leche de vaca e intenta parecerse lo máximo posible a la leche de madre. La preparamos de la misma manera que preparamos la leche de inicio, es decir, por cada 30 cm cúbicos añadimos un cacito raso de leche en polvo, primero el agua y después el cacito en polvo. Hasta cuándo utilizar la leche de continuación es complicado de responder, puesto que hay pediatras que máximo un año y otros que recomiendan usarla hasta tres años.

Qué es la leche de crecimiento

Existen en el mercado también otro tipo de leches cómo son las de crecimiento, también llamadas leches tres, las cuales están indicadas a partir del año de edad. Lo más interesante de este tipo de preparados es que llevan por ejemplo adición de hierro, el cual en la leche de vaca es deficitaria y por tanto ayudan a prevenir la falta de hierro o la anemia ferropénica. Algunas otras leches llevan también adicionadas DHA que también es otra sustancia que sabemos hoy es beneficiosa para el desarrollo cerebral y para el desarrollo cognitivo y visual del niño.
En definitiva tienen toda una serie de adiciones y de modificaciones de la leche vaca que las hacen tecnológicamente más adecuadas.

Leches para bebes de 0 a 6 meses

Vamos a hablar sobre las leches infantiles de 0 a 6 meses. En la primera etapa de vida de cero a seis meses la leche materna es el mejor alimento para el crecimiento del recién nacido ya que cubre todas las necesidades nutritivas y se adapta perfectamente a las características fisiológicas para su buena digestión. En los casos en los que la madre no puede o ha decidido no dar el pecho es importante no crear un estado de culpabilidad. Hay que buscar la mejor forma de que sea un periodo satisfactorio y feliz tanto si es lactancia materna como artificial. La industria farmacéutica de alimentación infantil ha diseñado una gran variedad de leches elaboradas a partir de la leche de vaca, convenientemente adaptada y lo más parecida posible a la leche materna.
La elección de la leche es muy importante sobre todo en estos primeros meses de vida ya que el bebé se alimenta exclusivamente de leche. Se empieza con una fórmula de inicio que son las que vienen en el envase etiquetadas con el número 1. Hoy en día todas las fórmulas que puedes encontrar en la farmacia cumplen con los requerimientos nutricionales básicos. Para que éstas leches se parezcan aún más a leche materna algunas contienen otros componentes como nucleótidos, que refuerzan el sistema inmune del bebé, como los prebióticos que mejoran las molestias intestinales y DHA fundamental en el desarrollo del bebé. El DHA es un ácido graso esencial omega 3 que contribuye en el desarrollo visual y cognitivo del bebé. Hay que tener en cuenta que el origen y la cantidad de DHA no es igual en todas las leches es importante que la concentración sea igual o superior a 0,3 % y en cuanto al origen si la fuente de obtención son las algas el DHA será más puro y se absorberá mucho mejor.

Leche para bebes de 6 meses

Cuando tu bebé cumpla los 6 meses según tu situación y la recomendación de tu pediatra puedes empezar alimentarlo con leche de continuación. A la hora de escoger una leche de continuación te recomiendo que está además de que esté enriquecida con nutrientes vitamínicos logré proteger a nuestro bebé en su crecimiento natural. NIDINA PREMIUM 2 es la una leche de continuación que fortalece el sistema inmunitario de tu bebé gracias a sus compuestos de bífidus dl y optipro. El sistema inmunitario es el sistema de defensa del cuerpo frente a microorganismos y virus que causan enfermedades los probióticos son. Los microorganismos vivos que en cantidades adecuadas son beneficiosas para la salud están presentes en la flora intestinal y contribuyen a equilibrar la flora intestinal y estimular el sistema inmunitario en cantidades suficientes. Los probióticos del tipo bífidus dl protegerá y reforzar el sistema inmunitario de nuestro bebé.

¿Cuándo es aconsejable recurrir a la lactancia mixta¿

Hoy queremos hablarte de la lactancia mixta cuando puede ser necesario combinar biberón y lactancia. No siempre es fácil y muchas veces nada sale como lo habías imaginado. Muchas madres sufren por no tener suficiente leche y acaban optando por la lactancia mixta. A veces es algo necesario otras veces es sólo una opción de la madre y en otras puede que solo sea una ayuda temporal.

Si quieres saber un poco más a continuación te contamos en qué situaciones será necesario combinar pecho con el biberón:

Siempre hay que analizar cada caso en concreto y ver si el bebé aumenta de peso o no. Si crece como le corresponde y el pediatra te dice que el bebé está sano, si así lo quieres sigue tal cual la lactancia debe ser sin horarios a demanda y aunque te parezca que el bebé está todo el día enganchado no te preocupes, no siempre lo hace para comer, a veces solo busca consuelo y sentirse protegido.

Cuando el bebé no toma suficiente leche se sabe porque no sube de peso incluso lo pierde, aquí es donde hay que actuar con precaución.

La causa más habitual suele ser:

1) una mala postura o un problema de frenillo corto, te recomendamos que busques asesoramiento de un profesional experto en lactancia. Es posible que durante unos días sea necesario combinar el pecho con el biberón que puede ser de leche artificial o de leche materna y con los días se puede ir eliminando y volver a la lactancia.

2) a veces la causa de la falta es otra es poco habitual, pero puede ser que derive de desajustes hormonales, de problemas de tiroides, de ovarios poliquísticos, de problemas de desarrollo de la glándula o problemas derivados de una reducción de pecho por ejemplo. Puede ser que no te quede más remedio que recurrir el biberón así que una buena opción es no abandonar completamente la lactancia y quedarte con los beneficios de la lactancia mixta, aunque no tenga suficiente leche no tienes porqué dejar de dar el pecho si no quieres.

Si te ha gustado el artículo y quieres ampliar la información sobre la leche puedes visitar la página principal de esta web.

También puedes estar interesado en otro tipo de leche como:

leche de camella para bebés

leche de almendras casera

COMPARTELO SI TE GUSTATweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies