¿Qué es la leche animal y cuál sería su definición?

Es la leche que proviene de un animal mamífero, siendo muchos los animales que proveen de leche a sus crías durante la lactancia y son por tanto susceptibles de ser ordeñadas.

Aunque siempre que pensamos en leche de origen animal nos viene a la mente la imagen de la típica vaca pastando, lo cierto es que hay otros muchos tipos de leche animal, ¿y de qué animales obtenemos leche, te estarás preguntando?

Pues además de la oveja, la cabra y la vaca existen otros como la yegua, la oveja, la burra o la foca, u otros animales más raros, como la leche de tejón. También la leche de camella es muy apreciada. Por tanto se puede hablar de una gran variedad de leche animal.

¿Por qué bebemos leche de vaca

La razón de porque tomamos leche de vaca tiene una explicación historia, y es que cuando el hombre dejó de ser nómada y comenzó a asentarse en poblados descubrió que ciertos animales acudían a buscar comida a esos asentamientos. Así en lugar de cazar estos animales para el consumo de la carne, el hombre acabó domesticando las vacas primero, y las ovejas y cabras después, obteniendo de ellos la leche para su consumo directo y la producción de quesos y derivados lácteos más adelante.

¿Desde cuando tomamos leche de vaca? No existe una fecha fija establecida pero se sabe que su consumo coincide con el inicio de la revolución neolítica, aproximadamente hace unos 11.000 años.

¿Es la leche animal adecuada para el consumo humano?

Aunque ya hemos explicado el por qué tomamos leche de vaca y de otros animales domesticados y el sentido evolutivo de este consumo, existe un amplio debate a nivel social sobre si la leche animal es mala para la salud o si la leche animal es perjudicial para el hombre.

Es cierto que el hombre es el único animal que consume leche después de la lactancia. Y además consume leche que no es de su misma especie, por lo que más allá de que la leche animal (vaca, oveja, cabra) es la más parecida a la materna, no tendría mucho sentido el consumo de leche pasados los años iniciales de la infancia.

Este argumento, unido a la existencia de ciertas alergias, mucosidad o intolerancias a la leche animal, junto con otros supuestos perjuicios del consumo de leche para la salud, están detrás de toda una corriente o fenómeno que se está encargando de demonizar el consumo de leche de vaca, en favor de otras mal llamadas leches vegetales.

Entonces, ¿qué leche tomar?

A día de hoy no existen estudios concluyentes que establezcan relación de causalidad entre el consumo de leche animal y cáncer u otras enfermedades, ni parece que este tipo de leche pueda por sí misma fomentar la aparición de enfermedades graves. Además ya existen en el mercado una amplia oferta de leche animal sin lactosa, apta para el consumo de los intolerantes a este componente.

Es más, parece que determinados componentes de la leche animal podrían interferir de manera positiva en ciertas enfermedades, por lo que no sería justo negar la existencia de los beneficios de la leche animal.

Entre los componentes de la leche de origen animal tenemos:

Grasa animal en forma ácidos grasos saturados (70%) y poliinsaturados (30%)

Proteínas (caseína, lactoalbúmina y lactoglobulina)

Hidratos de carbono (lactosa, fundamentalmente)

Vitaminas A, D y del grupo B y minerales

¿Cuál leche tiene más calcio?

En cuanto al calcio sí tenemos que decir que existen estudios recientes que ponen en duda los supuestos beneficios ampliamente destacados durante décadas de que la leche de vaca aumenta los niveles de calcio en las personas ni ayuda a prevenir la osteoporosis.

Por tanto, ¿es bueno tomar leche animal?

En resumen, se puede decir que la leche animal es adecuada para el consumo humano, como siempre haciendo un consumo racional y manteniendo otros hábitos saludables, como dieta equilibrada baja en azúcares y ejercicio diario moderado.

No podríamos decir cuál es la mejor leche animal o la más nutritiva, eso dependerá de cada persona, de cada zona geográfica y de las condiciones en las que esté alimentado y cuidado el animal. Pero por regla general tanto la leche de vaca, cabra u oveja por la adaptación evolutiva pueden considerarse, las tres, como la leche animal ideal para el consumo humano.

En las zonas desérticas están adaptados al consumo de leche de camella o en las áreas montañosas del Himalaya y Asia central a la leche del yak.

¿Cómo sustituir o reemplazar la leche animal?

A pesar de lo comentado existe en la sociedad un gran debate sobre qué es mejor ¿leche animal o vegetal?

Si aun así la leche de animales no te convence o simplemente quieres probar alternativas a la leche animal, en esta web tenemos información sobre los tipos de leche no animal, su elaboración y las diferencias entre leche animal y vegetal entrando aquí.

 

COMPARTELO SI TE GUSTATweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone