En esta web tratamos de darte toda la información sobre la leche de una manera clara, concisa y de rigor, tratando todos los puntos de interés sobre este famosísimo alimento.

Tipos de Leche

Qué es la leche y qué entendemos por ella: definición

¿Cuál sería una definición de leche lo más resumida posible? Secreción mamaria obtenida mediante el ordeño. Es decir, aquello que no sale de una ubre de animal o del pecho de la madre, no puede considerarse como tal.

¿Cuales son las clases de leche que se comercializan?

Leche de Tipo Animal

La leche de vaca representa el más alto consumo de leche en España y en la Unión Europea. Es a su vez la más famosa de todas las leches de origen animal.

Sin embargo además de la de vaca existen varios tipos o clases de la leche, como la leche de cabra, burra, yegua o camello, entre otras. El consumo de determinados tipos de leche depende de la región y del tipo de animales disponibles. La de cabra es ideal para elaborar dulce de leche, y en las regiones árticas se utiliza la de ballena. La leche de yegua y la leche de burra son las leches que contienen menos materia grasa, mientras que la de foca contiene más del 50%.

Hay otras especies de animales de las que se puede obtener: la oveja, la llama, alpaca, el yak , el búfalo, el reno y el alce.

Leches Vegetales

Es la bebida obtenida como consecuencia unir agua con algún tipo de ingrediente vegetal, dando como resultado un tipo de líquido más o menos blanco, y por ese motivo asimilable a la leche desde un punto de vista estético. Pero no pueden considerarse leche como tal porque no provienen del ordeño de un animal, por lo que sería más correcto hablar de bebidas vegetales. En esta web utilizaremos los dos términos.

Existen diferentes tipos de leches vegetales y con muchas variantes. Algunas llevan años en el mercado, como la leche de soja, la leche de avena, la leche de arroz o avellanas, siendo éstas las más conocidas, pero hay otras, como la leche de espelta la leche de linaza, la de kamut, la de quinoa o leche de semillas como la de sésamo o la de girasol, que están surgiendo con más fuerza y son cada vez más consumidas.

Lo más importante de la leche de origen vegetal es que contienen un alto número de beneficios y ventajas frente a la leche animal, puesto que tienen menos grasa y ésta suele ser de tipo saludable, en forma de ácidos grasos omega 3, lo cual está muy bien si te sobran unos kilitos y quieres perder peso o simplemente quieres llevar una vida sana.

Es también un producto óptimo para los veganos que no consumen alimentos de origen animal.

Otra de las ventajas de las bebidas vegetales es que al no tratarse de una leche de tipo animal no tiene el problema de la intolerancia a la lactosa.

Los etiquetados de los productos contienen los componentes nutricionales ordenados de mayor a menor cantidad.

Esto es interesante para ver el porcentaje y la cantidad de producto que llevan, y así saber el componente nutricional, así como las vitaminas y minerales que contienen.

Leche Maternal

La composición de la leche materna a base de nutrientes esenciales para la salud del bebé, se antoja como el mejor alimento que puedes dar a tu recién nacido e incluso prolongarla durante varios años si te es posible, y así lo demuestran todos los estudios científicos.

La de origen humano no es producida ni distribuida a escala industrial. Sin embargo, se puede obtener mediante donaciones. Existen bancos de leche que se encargan de recogerla para ofrecer a niños prematuros o alérgicos que no pueden recibir de otro modo.

Te habrás preguntado muchas veces qué leche es mejor para bebés recién nacidos, pues bien, pinchando aquí puedes ver todo lo relacionado sobre los tipos de leches para bebes.

Las sustancias proteicas de más importantes desde el punto de vista químico. Se clasifican en dos grupos: proteínas (la caseína representa un 80% del total de proteínas, mientras que las proteínas del suero representan el 20%) y enzimas.

¿Cuál es el tipo de leche más sana?

Todos los días salen noticias en los diarios alabando las propiedades nutritivas de la leche, poniéndola en la cúspide de la pirámide alimentaria, o por el contrario criticando los efectos de ésta en la salud. Hay quien lo considera un superalimento, y quien cree que es un veneno. Te preguntarás por tanto cuál tipo de leche es mejor para consumir.

En las páginas de esta web analizamos los pros y los contras del consumo de leche. Aunque ya te avisamos que no existen estudios definitivos que establezcan una causalidad entre beber leche y todas las enfermedades de las que se acusa como causante. Es decir, no hay un claro razonamiento científico que aclare porqué es mala la leche para la salud.

Más al contrario cabría destacar como propiedades favorables el alto valor nutricional de la proteína y de la grasa de este alimento.

Es difícil quitarse la imagen arquetípica de una botella de leche o un vaso de leche caliente humeante como arquetipo de alimentación de los niños en edad de crecimiento.

Y aunque el consumo de este alimento forme parte de la dieta del hombre moderno, esto no siempre ha sido así desde un punto de vista evolutivo.

En este punto sí parece más claro que la incidencia negativa del consumo de leche en la salud se asocia a la falta de adaptación genética a la lactasa, causante de los problemas de intolerancia o alergias a la leche que padece buena parte de la población mundial. La lactasa es la enzima que permite digerir la lactosa, permitiendo digerir los lácteos y derivados.

Hay otros productos como las leches vegetales o la gran cantidad de batidos vegetales existentes en el mercado que no pueden considerarse propiamente leche, pues aunque tengan igualmente un efecto saludable, son alimentos distintos desde el punto de vista de la nutrición. No obstante debido al auge que han experimentado en los últimos años como alternativas a la leche de vaca aquí las vamos a tener en cuenta.

En cualquier caso, sea cual sea la leche que más te guste, ¡toma leche!

 

Los 3 tipos de leche en el mercado en función de su presentación

Entera

Desnatada o descremada

Semidesnatada

 

Clasificación de la leche en función de su tratamiento térmico

Pasteurizada

Leche natural sometida a un proceso de pasteurización tecnológico autorizado que asegure la total destrucción de los gérmenes patógenos sin modificación sensible de su naturaleza fisicoquímica, características biológicas y cualidades nutritivas.

Existen varios tratamientos de pasteurización de la leche, aunque son dos los más conocidos:

  • Leche fresca pasteurizada de alta temperatura y corto espacio de tiempo o HTST (High Temperature Short Time)

Es sometida a 72ºC durante 15 ó 20 segundos tras lo cual se somete a frío de entre 3º y 5ºC. Este método de pasteurización persigue mantener la mayor parte de sus valores nutricionales y organolépticas naturales, garantizando todas las propiedades del producto.

Esta es la leche fresca que solemos encontrar en los supermercados en cámaras refrigeradas. Su periodo de caducidad es de 2 a 3 días y necesita estar siempre en refrigerado pues podría estropearse de lo contrario.

  • Leche UHT (Ultra High Temperature) o Leche uperisada

Se somete a temperaturas altísimas de hasta 140ºC durante un breve período de tiempo para inmediatamente después enfriarla rápidamente. El período de caducidad de esta leche es mayor, y suele ser envasada en tetrabrik, no necesitando refrigeración para su almacenamiento.

Esterilizada

Sometida a un tratamiento térmico que permite liberarla de gérmenes patógenos que puedan desarrollarse en condiciones normales de almacenamiento y transporte. La esterilización se lleva a cabo sobre producto envasado herméticamente a 116 º por 20 minutos. Es la típica leche embotellada en envase de plástico que no necesita refrigeración. Este proceso de esterilización afecta a la calidad de la proteína y vitaminas.

Cruda

Es la que no ha sido calentada a una temperatura superior a 40 ºC o sometida a tratamiento térmico similar.

Deshidratada, suele presentarse de dos formas:

  • Evaporada o vaporizada

Obtenida mediante la eliminación parcial de agua por el calor o por cualquier otro procedimiento, logrando un producto concentrado.

Su principal objetivo es permitir el almacenamiento y transporte económico de elevadas cantidades de extracto seco de la leche, siendo el contenido en agua de 2% ó 5%, lo cual impide el crecimiento bacteriano. No requiere refrigeración.

Condensada

Producto obtenido mediante la eliminación parcial del agua de la leche y adición de azúcar, muy utilizada en repostería y dulces de leche.

Aromatizada

Gama de productos líquidos elaborados a base de leche semidesnatada a la que se le adiciona azúcar y aromas naturales, como cacao, fresa o vainilla u otros añadidos.

Sea cual sea tu estilo de vida, hay un tipo de leche para tí y en esta página encontrarás las más importantes variedades y marcas de leche. Y con tu colaboración elaboraremos un ranking con que consideréis la mejor leche del mercado.

COMPARTELO SI TE GUSTATweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone